15 mejores ciudades para visitar en Serbia

 

A menudo se pasa por alto en comparación con algunos de los otros países del sudeste de Europa, Serbia y sus ciudades son algo de un tesoro escondido a la espera de ser descubierto. Mientras que la capital Belgrado está haciendo olas debido a su vida nocturna palpitante, muchas de las ciudades menos conocidas de Serbia tienen monasterios encantadores, iglesias, castillos y fortalezas para que usted disfrute.

Mapa de ciudades de Serbia

Haga clic para agrandar

situada al lado de hermosos ríos o en medio de colinas y valles, las mejores ciudades de Serbia tienen numerosos festivales de música y culturales para los visitantes de Revel en. De la nación fascinante y a veces turbulenta historia es otra razón para visitar – este hermoso país le sorprenderá con todo lo que tiene que ofrecer.

15. Vranje

mentira profunda en el sur del país, larga y variada historia de Vranje ha visto gobernada por los romanos y búlgaros, con los otomanos en particular, habiendo en gran medida influyó en el desarrollo de la ciudad. En consecuencia, hay una sensación turca sobre el lugar, con el hamam y mansiones otomanas siendo particularmente agradable de ver. Con una población amable y acogedor, Vranje es una gran ciudad para visitar; la riqueza de sus lugares de interés histórico y la impresionante fortaleza del siglo 11 son las principales razones turistas se dirigen aquí. colinas de menor elevación del

14. Leskovac Leskovac

forman un telón de fondo relajante a la ciudad. Mientras que el paisaje es bastante agradable, el centro de la ciudad es muy deficiente en términos de edificios atractivos, ya que fue bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial. El hotel tiene un rico patrimonio cultural de aprovechar, sin embargo – hay una serie de bellos monasterios antiguos situadas cerca de la ciudad que son definitivamente vale la pena una visita. Debido a la recesión económica, muchos jóvenes han dejado Leskovac, lo que le da una sensación un poco tranquilo y poco poblada. Si quieres un lugar relajante para parar, eso es todo!

13. Pancevo

situado a orillas de ambos ríos Tamis y Danubio, el agua es una característica definitoria de esta ciudad. Una de las dos islas de la ciudad se utilizó anteriormente como una cuarentena para los ciudadanos enfermos. Ahora, las dos islas están cubiertas de preciosos bosques. En el verano, los locales y extranjeros por igual a la cabeza Bela Stena recurren a sacar el máximo provecho de la magnífica playa. La ciudad en sí tiene numerosos lugares de interés cultural que debe tomarse un tiempo para explorar – el precioso monasterio del siglo 16o Vojlovica es sólo uno de los aspectos más destacados.

12. Smederevo

Situado a las orillas del Danubio, historia antigua de Smederevo hace que sea un lugar interesante para visitar. El centro de la ciudad es agradable y pintoresco para pasear, con amplias avenidas hogar de pequeños cafés y restaurantes. El principal atractivo que se ofrece es la fortaleza fantástica, que, aunque era bastante gravemente dañado en la Segunda Guerra Mundial, es enorme en escala y sin duda impresionante. El museo de la ciudad es también un aspecto digno para todos los artefactos antiguos que se ofrecen.

11. Zrenjanin

Situada en la parte norte del país, la ciudad fue nombrada después de Zarko Zrenjanin, un líder de los partidarios Yugolsav que fue torturado y asesinado por los nazis en la Segunda Guerra Mundial. La fortuna de la ciudad a menudo han reflejado la de cualquier estado que ha sido una parte de, por lo decadentes edificios de la época de los Habsburgo se pueden encontrar en medio de bloques de la era socialista grises. Mientras que el cuadrado central es pintoresca, con una serie de lugares de interés cultural de la salida, la mayoría de los visitantes llegan a ver los castillos cercanos. Empapado de historia y agradable a la vista, sus bellos escenarios sólo se suman a su encanto y atractivo.

10. Sombor

Conocido como ‘Greentown’ a los vecinos debido a sus avenidas arboladas preciosos y frondosos parques y plazas, Sombor tiene un centro de la ciudad una delicia, con el antiguo ayuntamiento y la construcción de Zupanija sólo dos de sus más destacados . A pesar de haber sido anexado por Hungría durante la Segunda Guerra Mundial, los edificios de Sombor son extraordinariamente bien conservados, y la calle peatonal principal está lleno de encanto del viejo-tiempo que hace que se sienta como si tuviera un paso atrás en el pasado.

9. Pozarevac

Con apenas más de setenta kilómetros de la capital, Pozarevac es una pena así un día de viaje si usted está mirando para explorar la región alrededor de Belgrado. Así como una gran galería que se centra en las obras de arte del famoso pintor serbio Barili, Pozarevac tiene un museo fantástico con un gran número de artefactos relacionados con la historia de la ciudad. Como la antigua ciudad romana de Viminacium estaba cerca, hay un montón de monedas romanas, vasijas y armas para maravillarse. Se puede visitar el sitio arqueológico en las afueras de la ciudad – mientras que sólo tres o cuatro por ciento de los que se ha excavado hasta la fecha, vale la pena visitar si estás en Pozarevac. Un gran lugar para salir en los bares y discotecas que se ofrecen le permitirá experimentar otro lado de la ciudad.

8. Sremska Mitrovica

Una de las más antiguas de Europa, impresionante historia de Sremska Mitrovica se extiende todo el camino de vuelta a cinco mil antes de Cristo. Alguna vez fue una de las cuatro capitales del Imperio Romano – conocido entonces como Sirmio. La ciudad se encuentra actualmente en la crisis un poco, su industria es cada vez menor y su futuro parece incierto. Una posible respuesta podría ser el turismo – tiene una gran cantidad de ruinas antiguas debido al hecho de que solía ser una de las ciudades más grandes del mundo. El Museo de Srem es fascinante y hay algunas buenas viejas iglesias y mercados de pasar por, además de las ruinas romanas.

7. Vrsac

Situada cerca de la frontera con Rumania, esta pequeña ciudad es fácil de explorar a pie y hay algunos puntos de interés que debe dejar de antes de dirigirse a Rumania, ya que muchos visitantes lo hacen. Con muchos viñedos finos que rodea la ciudad, así como colinas verdes y un antiguo castillo con vistas Vrsac, es un lugar pintoresco, con unas vistas agradables y grandes vinos a la muestra. Con una gran cantidad de restaurantes y cafés, así como dos monasterios ortodoxos cercanas, Vrsac es un lugar precioso para pasar poco tiempo.

6. Subotica dónde alojarse

Antes una ciudad influyente en el Imperio Austrohúngaro, la riqueza y la importancia de Subotica dibujó arquitectos y artistas para sus calles – esto se debe en gran parte por qué es tan mágico para visitar en la actualidad. Estos artesanos finos que dejan detrás de la bonita arquitectura Art Nouveau en la forma de los edificios deslumbrantes que diseñaron, haciendo Subotica es un lugar muy agradable para pasear. Situada en el norte del país, es bastante multicultural y sus grandes poblaciones croatas y húngaros para hacer una vibrante mezcla de culturas. A partir de aquí, se puede hacer una excursión a la pintoresca ciudad junto al lago de Palic.

5. Nis

espalda citas

tiempos pre-romanos, Nis sin duda tiene su parte justa de los sitios históricos emperadores romanos -Numerosas nacieron aquí. Más tarde gobernada por los otomanos, la impresionante fortaleza y la torre de manera inquietante, sin embargo, apropiado nombre de cráneos son restos de su pasado tumultuoso que deben ser incluidos en su lista de cosas por hacer. La tercera ciudad más grande del país es un lugar lleno de vida, donde los bares de copas de moda y cafés atmosféricos están escondidos entre los viejos callejones. Gracias en parte a su gran población de estudiantes, Nis tiene una animada escena musical, una de las mejores escenas culinarias en el país, y un montón de eventos y festivales para visitantes y locales, tanto para disfrutar.

4. Kraljevo

Situada en el centro del país, Kraljevo es una ciudad pequeña que está atrayendo a un número creciente de turistas cada año. Mientras que la ciudad en sí es relativamente decepcionante, y no hay mucho pasando, su principal atractivo es lo que está fuera de los límites. monasterios medievales espectaculares se encuentran cerca; que en realidad son preciosas, con su impresionante arquitectura y frescos deliciosos. Que data del siglo 12, Studenica es impresionante y es uno de los edificios más impresionantes del país. Además de esto, desde Kraljevo se puede visitar la Fortaleza de Maglic, que cuenta con fortificaciones antiguas y hermosas vistas del río Ibar. En verano, se puede practicar rafting a lo largo de sus cursos de agua y rápidos.

3. Kragujevac

La cuarta ciudad más grande en el país se encuentra junto al río Lepenica. A pesar de ser el centro industrial de Serbia, Kragujevac tiene muchas cosas que ver y hacer. Hay muchos lugares de interés histórico y cultural para que deje por, con el parque conmemorativo Sumarice siendo especialmente interesantes para visitar. Un lugar juvenil, Kragujevac tiene un aire festivo a la misma y hay una gran cantidad de restaurantes y bares baratos para los visitantes a la salida, mientras que su estridente vida nocturna es otro sorteo.

2. Novi Sad dónde alojarse

Conocida como la ‘Atenas de Serbia’, esta encantadora ciudad está llena de lugares de interés histórico y se ganó el apodo en parte debido a la Ciudadela Petrovaradin y dominante, que se asoma sobre la ciudad y es en cierto modo recuerdan al Partenón. Si bien es un lugar encantador, con numerosos edificios que datan de los Habsburgo, hay una escena cultural vibrante y cada año los anfitriones ciudadela un festival de música masiva. Un lugar pintoresco, Novi Sad tiene un montón de pequeños parques que salpican, con cafés y galerías escondidas en medio de los callejones para explorar.

1. Belgrado dónde alojarse

Estando en el punto donde el Sava y Danubio ríos se encuentran, la capital de Serbia es un lugar muy animado que está lleno de energía y vida. Con su mezcla ecléctica de estilos arquitectónicos que incluyen bloques de hormigón y sombrías socialistas edificios y ruinas que datan de cuando el país fue gobernado por los otomanos y Habsburgo, Belgrado es una ciudad fascinante para explorar. Hay un montón de museos interesantes que se ofrecen, cafés atmosféricos, y una impresionante ciudadela, así como algunos hermosos parques y paseos a lo largo del río. Con su gran número de bares y discotecas, la vida nocturna de Belgrado solo hace que esta ciudad merece la pena visitar.

Leer más: Principales atracciones en Belgrado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *